Ioana

  • Rumanía
  • En La Línea desde 2007
  • Atención al cliente

Ioana trabajaba como maestra en Rumanía y decidió dejarlo todo porque no estaba feliz con el sistema. Llegó a La Línea por curiosidad ya que su prima vivía aquí. Vino con un posible trabajo que, por motivos burocráticos, no se materializó así que trabajó unos meses limpiando y cuidando niños en Gibraltar hasta que llegó la oportunidad de empezar a trabajar en una de las grandes empresas de juego online.

Una de sus primeras experiencias fue ir al mercado municipal y oír  tantos idiomas diferentes. “Tantos idiomas, tanta gente diferente, esto es genial”. Al mismo tiempo fue un poco sorprendente ya que la idea que tenía de la Europa occidental era de un sitio muy ordenado, más civilizado; y al llegar a La Línea pensó que su ciudad natal era mejor en ese aspecto. Pero después de poco tiempo empezó a gustarle, sobre todo la gente… y vivir junto al mar. “Cuando vivía en Rumanía, estaba planeando pasar dos semanas en la costa y ahora, ¡son 7 años que vivo junto al mar!”.

Le gustaría que La Línea fuera un sitio más seguro, “aquí me han robado la cartera, me han robado la bicicleta…” “Pero siendo una extranjera en La Línea, siento que puedo hacer lo que quiera, no tengo más dificultades que cualquier linense”.

Hoy se siente muy integrada en la vida de la ciudad, su hija ha nacido aquí y su español es bastante bueno aunque tardó un poco en empezar a hablarlo con fluidez. Siempre que tenga trabajo le gustaría seguir en La Línea aunque no para siempre ya que echa de menos su hogar, donde va una vez al año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *