Thiago

  • Brasil
  • En La Línea desde 2007
  • Productor de video

A Thiago lo conocí gracias a la fotografía. Un día, recibí un mensaje suyo que me pedía participar en alguna sesión fotográfica conmigo porque quería aprender. Así que hablamos e hicimos una sesión en la playa del Faro de la Alcaidesa. Un chico con muchas ganas de hacer cosas y que hoy, años después, ha dado un cambio total a su vida y tiene un futuro muy prometedor por delante.

La familia de Thiago lleva un total de 20 años en España. El primer miembro de la familia en llegar fue su tía, quien vivió unos años en Santander. Thiago vivió 5 años sin sus padres en Brasil hasta que un día vino a una boda en Gibraltar. Cuando llegó sus padres ya tenían preparado todo para que se quedara, pero no se lo habían dicho. Ríe cuando me dice que fue como una broma “vente a pasear y… aquí te quedas”.

Thiago viene de una familia humilde que consiguió cambiar su vida en Brasil hasta tener un nivel de vida bastante aceptable. Poco a poco, van viniendo a diferentes puntos de España hasta que su tía conoce a su actual marido en Marbella con el que se casó en Gibraltar. Los padres de Thiago vivieron 5 años en el País Vasco donde pasaron bastantes malos ratos. Con la llegada de la crisis, todos terminaron poco a poco mudándose al sur, cerca de Gibraltar donde actualmente siguen viviendo y trabajando.

Thiago cuenta que los primeros dos años fueron bastante complicados. Era un chico de 17 años que vivía en una ciudad de 2,5 millones de habitantes donde hacía lo que quería. De repente todo cambia y se ve en una ciudad muy pequeña, sin hablar el idioma. “Entre que la gente te rifa al llegar, el sitio no me gustaba, que era pequeño y que no había nada que ver, cogí una mala leche increíble”. La Línea no le gustaba para nada. No entendía la vida aquí y se sentía muy perdido. “Era como si no estuviese aquí, seguía hablando con mis amigos en Brasil. Como si todavía viviese allí”. Tenía que estudiar español 4 horas al día y en dos meses ya hablaba con fluidez. Sin embargo esto no fue de gran ayuda al principio.

Durante esos dos primeros años casi no salía de casa y ganó bastante peso. Gracias a un buen amigo empezó a salir, a hacer ejercicio y a conocer la ciudad y nuevos amigos. Ahora nos cuenta cómo disfrutó de su primera feria y como aprendió a entender la vida de la gente joven de La Línea. Hoy se sorprende al recordar los problemas de entonces que hoy parecen minúsculos, como poder entrar en un pub o en una caseta de feria. Su vida entonces se desarrolló en la ciudad como la de cualquier otro chico de su edad, sin olvidar sus orígenes pero intentando disfrutar de la vida. Se lamenta de no haber seguido estudiando, lo que le podría haber ayudado en la vida, pero piensa que las cosas pasan por algún motivo.

Una de las primeras cosas que hizo entonces fue comprar un equipo de fotografía, el mejor que se pudo permitir, y empezó a aprender. Hacía fotos principalmente de sus viajes en coche con amigos. Al principio hacía fotos por diversión, sin centrarse en nada en concreto. Así empezó a trabajar con una estilista en La Línea. Con ella aprendió un montón hasta que un encargo le hizo a probar el vídeo, cosa que le gustó y disfrutó mucho haciendo. Con esta nueva actividad aparecieron nuevas oportunidades y conoció a gente importante del mundo de la moda. Se le abrieron algunas puertas y hoy puede decir que trabaja en lo que le gusta viajando por Europa.

Al mismo tiempo, tuvo algunos problemas relacionados con su vida privada y se fue de La Línea para vivir en Madrid y Alicante. Consiguió la residencia ya que hasta el momento había vivido sin papeles. “En un año hice todo lo que no había hecho en cuatro”.

Hoy en día no tiene su residencia habitual en La Línea. Aquí tiene su familia y no se ve volviendo a vivir porque es incompatible con sus expectativas de vida. Ahora mismo no le importa si tiene que vivir en un sofá. No le gusta la vida cómoda de los europeos y considera que no podemos esperar que los gobiernos nos solucionen la vida. Que hay que hacerse tu propio futuro dedicándote a lo que quieres. “Si es lo que quieres realmente lo vas a conseguir”. Su meta es hacer vídeos en sitios diferentes del mundo y así conocerlos. En comparación con su vida en Brasil, Europa es pequeño y todo está cerca. “Puedes desayunar en La Línea, merendar en Madrid y cenar en el País Vasco”.

Aunque no ha nacido en La Línea, le encanta y le tiene mucho cariño, “cuando bajo por el Higuerón se me ponen los bellos de punta”. Sin embargo, no cree que vaya a pasar el resto de su vida aquí porque no ve futuro. Hay una mezcla de culturas increíble y se podrían hacer cosas muy grandes pero que no se hacen. Falta oferta cultural y ganas de hacer cosas.  Thiago dice que en la vida “lo importante es saber lo que quieres y buscar tu futuro sin olvidar de donde vienes y quienes son los que siempre han estado a tu lado”.

Un comentario Añadir valoración

  1. Neuuss dice:

    Solo tengo que decirte Estoy muy orgulhosa de ti y como tu tia Siempre te deseo lo mejor del mundo todo lo que haz pasado hoy se miras atrás aquel niño de antes es todo un hombre y señor . Así que sigas luchando por tus sueños y objetivos
    Tia MA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *