Kerry

  • Inglaterra, Reino Unido
  • En La Línea desde 2009
  • Recursos Humanos

Una amiga habló a Kerry sobre un interesante puesto de trabajo en Gibraltar Después de un poco de investigación sobre el trabajo y el lugar, solicitó el puesto y al poco tiempo se mudó. Pensaba que Gibraltar era una isla en algún lugar del Mediterráneo pero investigó un poco y se dio cuenta de que, de hecho, estaba a poca distancia de donde vivían sus abuelos en el sur de España, donde se quedó cuando vino a hacer la entrevista de trabajo. En ese momento, cuando cruzó La Línea para llegar a la frontera no pensaba que era un sitio donde querría vivir.

Al principio vivía en Gibraltar y la primera vez que vino a La Línea para comprar algunas cosas, se perdió y se puso un poco nerviosa porque no podía ver el peñón, “tuve un poco de ansiedad entonces”. Sin embargo, ya había decidido que viviría en La Línea ya que quería aprender español y experimentar la vida en España.

Su decisión de no vivir en Gibraltar llegó el primer día que fue a hacer la compra en Morrison’s donde encontró a gente del trabajo. “Es un sitio pequeño donde es difícil mantenerse anónimo ya que siempre encuentras a gente que conoces”. Así que dos semanas después de aterrizar en Gibraltar se mudó con una compañera que tenía una habitación disponible en La Línea. Pronto empezó a salir en La Línea, conocer gente, aprender español y a pasar la mayor parte del tiempo en este lado de la frontera.

Lo más difícil de aprender español para Kerry es el acento local. Ella cuenta que puede entender cuando le hablan pero le cuesta mantener una conversación con alguien en la calle, por ejemplo. “Necesito más interacción con los españoles pero además obligarme a hablar en español más”. Kerry cree que a los ingleses les cuesta salir de la zona de confort a la hora de hablar otros idiomas, al encontrarse con gente que habla inglés “no tenemos que hablar otros idiomas y es más fácil simplemente hablar inglés”.

Kerry tiene algunos amigos de La Línea y con ellos ha tenido la oportunidad de experimentar la vida local, la feria y ha participado en fiestas familiares, “a la gente de La Línea le gusta mucho hacer fiestas y siempre te incluyen y son muy abiertos a cualquier que se una a ellos”.




La Línea es un lugar donde todo puede pasar, donde hay una gran mezcla de gente de diferentes nacionalidades donde todo el mundo se lleva bien y no hay ningún tipo de racismo o conflicto. Cree que es un lugar seguro, “obviamente si vas sola tarde por la noche puede ser peligroso como cualquier otro sitio”. Sin embargo encuentra frustrante que La Línea y la gente que vive aquí no sea tenida en cuenta cuando se trata el conflicto entre España y Gibraltar.

Por supuesto, Kerry disfruta el hecho de vivir junto al mar y la mezcla de nacionalidades, además de la oportunidad de aprender sobre la cultura española. Le molesta lo difícil que puede llegar a ser lidiar con la burocracia española que puede llegar a hacer las cosas más difíciles de lo que en realidad son. También la falta de atención al cliente en general.

Kerry también cree que hay una mala reputación que no es justa sobre La Línea y se sorprende cuando ha viajado a otros sitios de España como Madrid. “Cuando le decía a la gente allí que vivo en La Línea esperaba que me dijeran algo malo y sin embargo siempre me dicen que es un sitio fantástico y que se vive muy bien allí abajo”.

Hablando sobre Brexit, Kerry cree que es muy pronto todavía para saber qué va a pasar y que los medios de comunicación están creando demasiada polémica para asustar a la gente sobre cómo va a afectar a la gente.

Espera poder seguir viviendo entre nosotros por un tiempo ya que tiene una buena carrera aquí, sin embargo su vida depende de eso por lo que podría cambiar de lugar si el trabajo lo requiriera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *