Irene

Siempre tuvo la idea de compartir el yoga con otra gente y gracias a un profesor de los Barrios que le habló de cursos de formación, se puso a estudiar. Después de pasar un par de cursos comenzó a dar clases a amigos hasta que «empezó a venir gente que le gusta el yoga y que no son solo amigos míos»

Jelena

La Línea hay muchos artistas; «de la gente que conozco, muchos se dedican a pintar, escribir, a la fotografía, la música y es impresionante la cantidad que hay».

Kerry

Al principio vivía en Gibraltar y la primera vez que vino a La Línea para comprar algunas cosas, se perdió y se puso un poco nerviosa porque no podía ver el peñón, «tuve un poco de ansiedad entonces». Sin embargo, ya había decidido que viviría en La Línea ya que quería aprender español y experimentar la vida en España.

Nikos

Se buscan griegos para trabajar en Gibraltar. Así decía el anuncio que, mientras estaba de vacaciones, le llegó a manos de Nikos un día. Le bastó un segundo para tomar la decisión.

Thiago

los primeros dos años fueron bastante complicados. Era un chico de 17 años que vivía en una ciudad de 2,5 millones de habitantes donde hacía lo que quería. De repente todo cambia y se ve en una ciudad muy pequeña, sin hablar el idioma. «Entre que la gente te rifa al llegar, el sitio no me gustaba, que era pequeño y que no había nada que ver, cogí una mala leche increíble».

Cecilia

la mala fama que mucha gente atribuye a La Línea no está justificada. «sí, probablemente no es el sitio con las calles más limpias o los bares más cool. Pero este lugar tiene un encanto que muy pocos sitios tienen». Un encanto diferente al de otras ciudades de España o del Mediterráneo. Lugares llenos de trampas turísticas

Chris

Viene de un pueblo sin mar y por eso La Línea es «muy fácil para mí y por eso estoy enamorado de La Línea desde que llegué, porque tiene el mar». La primera vez que vino de vacaciones, recuerda como fue a descargar pescado muy temprano con el abuelo de su pareja, que era pescador. «Yo volví por esto, yo sabía que a la gente le gusta mucho el mar y le tiene mucho respeto».

Vivir en La Línea de la Concepción según nuestros extranjeros

Aparte de las diferentes historias, cada uno de estos amigos, nos contaron cosas acerca de como es para ellos vivir en La Línea. En general, a todos les gusta el estilo de vida, pero sobre todo la localización por estar entre dos mares o por estar cerca de sitios tan atractivos como Tarifa, Málaga o…

Raluca

Quedó fascinada por la cantidad de gente de diferentes países, diferentes culturas. Como todos compartían sus costumbres en el trabajo. Sin embargo, le sorprendía que no hubiera nadie de La Línea trabajando en su empresa

Diego

Al principio le parecía muy raro la forma de hablar del gibraltareño y no entendía cuál era el idioma que predominaba. «Era como mirar una película rara»